Nuestro colegio es un centro católico que la Iglesia ofrece a la sociedad para prestar un servicio educativo de calidad a los alumnos, a las familias y a la sociedad en la que está inserto, mediante el testimonio, el anuncio y la experiencia de un conjunto de valores propios del carisma y de la espiritualidad de M. Carmen Sallés, fundadora de la Congregación de Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, que es la entidad titular del centro.