Eucaristia de las familias por los abuelos

¡Los abuelos son un regalo!

Si la vida en sí misma lo es, ¡Los abuelos la perfeccionan!

Son el regalo que da plenitud a nuestra infancia, que marca la adolescencia y fortalece la sensibilidad de los adultos más afortunados que pueden disfrutar de ellos.

Son pedacitos de cielo que Dios comparte con nosotros y nos colman de cariño, de elogios, de palabras bonitas y fascinantes historias.

Porque se olvidan de los dolores o de lo que cuesta madrugar, porque anteponen ir a buscar a sus pequeños antes de cualquier otra tarea, porque encuentran en ir al parque el mejor plan que jamás se les haya podido ocurrir y son capaces de volver a sentarse en el suelo si los nietos así lo demandan.

Tienen poderes especiales y nos contagian con su magia, su dulzura, su entrega, su fragilidad convertida en fortaleza, su sabiduría y su bondad.

Hoy, la Eucaristía de Familias iba dedicada a ellos, no son protagonistas de un día aunque les hayamos homenajeado en la mañana de este domingo, son protagonistas eternos, que como auténticos héroes de carne y hueso marcan nuestro corazón y dejan su huella en él para siempre.

¡Vivan los abuelos de las #FamiliasConcepcionistas!

Ver fotos

  • << Volver